CARLOS SÁNCHEZ MATEU
Tel: 626413791
www.cemascedis.com
carlos@cemascedis.com

ARQUITECTURA EFÍMERA ???





Consideramos como arquitectura efímera a lo que desaparece una vez cumplido su cometido. Puede durar días, semanas, meses, incluso años, aunque su destino es desaparecer.

" Arte o técnica de proyectar y construir edificios que son pasajeros, que duran poco. Lo efímero ha sido una constante en la historia de la arquitectura, si bien hay que distinguir entre las construcciones concebidas para un uso temporal y las que, pese a ser realizadas pensando en su durabilidad, presentan una breve caducidad debido a diversos factores, especialmente la poca calidad de los materiales (madera, adobe), en culturas que no habrían desarrollado suficientemente sistemas sólidos de construcción.

La arquitectura efímera se utilizaba habitualmente para celebraciones y fiestas de todo tipo, como escenografía o decorado para un acto concreto, que se desmontaba después de efectuado éste. Existe desde el arte antiguo (está en el origen de formas como el arco de triunfo, cuyo modelo efímero se fijó en construcciones permanentes durante el Imperio romano); y fue muy usual en las cortes europeas durante el Renacimiento y sobre todo en el Barroco.

Pese a su carácter circunstancial, la efímera ha sido una arquitectura recurrente y relevante. Desde las escenografías barrocas hasta las instalaciones contemporáneas, en lo efímero cada época ha dado forma a su idea de celebración, y la ha materializado con la técnica disponible en ese momento. Hoy lo efímero sigue cumpliendo con estas funciones lúdicas y experimentales, pero también aspira a canalizar las nuevas ideas sobre el espacio público y la participación social, a medio camino entre la ciudad y la naturaleza."

wikipedia 



 Lo efímero consiste en su desaparición, sin embargo, no tiene porque consistir en una desaparición material. Los pabellones de exposiciones universales son un buen ejemplo. Tal su simbolismo que terminan durando como si de un monumento se tratara, representando un hecho ya pasado. Como ejemplos, podemos poner el caso de la Torre Eiffel, el Pabellón de Barcelona diseñado por Mies van der Rohe o algunos pabellones de las Expo de Sevilla, Zaragoza o Lisboa.


El carácter de las arquitectura efímera ha ido variando. Diseñadas para un corto período de tiempo, llegan en ocasiones a ser más populares que otras construcciones permanentes.

Su fecha de caducidad implica estrategias distintas a la de las arquitecturas permanentes, de las que se extraen lecciones en temas de sostenibilidad, construcciones de emergencia, etc.

Dentro del concepto de arquitectura efímera, podemos encontrar dos aspectos:

El más popular es el de una arquitectura donde las construcciones que se realizan para ferias, exposiciones internacionales, etc., y son brindadas con más oportunidades de diseño, experimentación y utilización de materiales que ninguna otra ocasión.




El otra, el de una arquitectura de apoyo para condiciones de emergencia, en la que la intervención del diseño puede ayudar a solucionar carencias debidas a grandes desastres naturales.

De todas formas, se desarrolle a través de la concepción que se desarrolle, ambas tienen el fin de cubrir una necesidad puntual.

La arquitectura efímera, tiene un guión puntualizado, desde el empleo de materiales prefabricados, la construcción para rápido montaje y la máxima economía de medios y materiales, hasta el desmontaje programado y pensado desde las primeras fases del proyecto. Dado su carácter efímero, cada vez se tiene más en cuenta el uso de materiales de desecho y la reutilización de elementos constructivos.